[Video] ¿Cómo recabar sus datos inmobiliarios con mayor facilidad?

[Video] ¿Cómo recabar sus datos inmobiliarios con mayor facilidad?

Si te encuentras en un momento en el que deseas facilitar el acceso a la información, obtener una visión global de tu parque inmobiliario, implantar una estrategia de gestión energética, lanzarte hacia la gestión de contratos, definitivamente ¡la recogida de datos inmobiliarios se impone como una primera etapa indispensable! Pero, ¿qué datos podemos recabar? La respuesta… ¡en el vídeo!

Lo que hay que recordar: 

  • Por lo general, los datos tienen formatos muy distintos y se extraen de fuentes muy diversas. Recabarlos te permite recoger información variada y complementaria, por ejemplo, para conocer el consumo energético de tu parque inmobiliario.
  • La automatización de la recogida permite evitar errores de acceso, obtener datos mucho más fiables y, por tanto, facilita la toma de decisiones.
  • Los datos recabados se comprueban después gracias a numerosos tests que verifican su calidad. Dichos datos son editables desde una plataforma única que os facilita la tarea y os permite ganar tiempo y energía. 
  • La recogida de datos os permite tener un mayor conocimiento de vuestro parque inmobiliario gracias al mapeo de los datos (data mapping), un proceso informático que permite cruzar la información de varias bases de datos para optimizar la gestión.

Para ir más allá: una vez recabados, ¿qué hacer con esos datos?

La recogida de datos inmobiliarios no sólo es indispensable en el marco de algunas normativas (auditoría energética, decreto terciario en Francia, anexo medioambiental…), sino que, además, es un requisito para: 

  • Facilitar el acceso a la información de las distintas partes implicadas en tu empresa, los datos están dispersados entre los distintos servicios, proveedores, contratistas…
  • Obtener una visión global de tu parque inmobiliario para conocerlo y gestionarlo mejor.
  • Realizar un mapeo de los datos que te permita conocer mejor el consumo de cada edificio y saber qué contador está ligado a cada edificio. ¡Tu consumo energético no tendrá ningún secreto contigo!
  • Detectar las anomalías de consumo como, por ejemplo, un problema de regulación, una fuga o incluso la presencia de un equipo a poco rendimiento con el fin de reaccionar rápidamente y llevar a cabo ahorros energéticos.
  • Gestionar mejor el rendimiento energético de tu parque inmobiliario.
  • Proceder al control de facturación para detectar errores de facturación que puedan, por ejemplo, tomar la forma de contratos huérfanos, es decir, contratos facturados pero no vinculados a ningún punto de envío o contratos clandestinos, aquellos que se facturan cuando se deberían de haber rescindido. 
  • Por último, optimizar los precios y, de esta manera, pagar el precio justo en función de tu consumo energético real.

¿Todavía no estás convencido/a? ¡Consulta la experiencia de la empresa “Groupement Des Mousquetaires” para ver cómo un gran grupo ha conseguido ahorrar varios millones de euros como consecuencia de la recogida y la explotación de sus datos inmobiliarios!